1976. INFIERNO EN HUNDIDERO-GATO

1976. INFIERNO EN HUNDIDERO-GATO

📆 Viernes 16 de Febrero
⏰ 20h
🏢 LA NAVE (C/Cerrajeros, 9)

🎥PROYECCIÓN del documental “1976. INFIERNO EN HUNDIDERO-GATO”
🎙Presenta: José Luis Matoso Aguilar (Documentalista y gerente del complejo Hundidero-Gato)

Una iniciativa del Proyecto Hundidero-Gato y La Ventana Invisible, con la colaboración de Quesos La Montejaqueña y La Nave.

‘1976. Infierno en Hundidero-Gato’ es un documental prácticamente inédito que llevaba 40 años en un cajón y que apenas vio nadie en su día por la fragilidad del Super 8 mm en que está grabado y montado.
El documental narra el accidente que costó el encierro durante 6 días en Hundidero-Gato (Benaoján/Montejaque, Málaga) a un grupo espeleológico alicantino y la muerte a uno de ellos, José Manuel Vera, en diciembre de 1976.

Tiene 50 minutos de duración y está grabado íntegramente entre 1976 y 1977, en súper 8 mm, y realizado por amigos de los supervivientes. A pesar de haber sido elaborado por no profesionales del audiovisual, el documental está muy bien narrado y te acaba contando, con intriga y emoción, el relato de un suceso trágico, la muerte de un joven de 21 años que, como dice la placa que hay en la entrada de Gato: “Amó la naturaleza y se marchó con ella”.

También resulta muy interesante porque nos muestra muchas y emotivas imágenes de Benaoján, de Montejaque y de los alrededores, todas de los años 1976 y 1977.

Recientemente un veterano espeleólogo malagueño comentaba que, hasta entonces y hasta bastante tiempo después, pocas veces se había visto un rescate en España con tanta concentración de grupos espeleológicos de todos lados, además de militares, cruz roja, guardia civil, personal civil, etc… A ello contribuyeron varias causas, que la búsqueda se alargó durante 6 dramáticos días, que las condiciones dentro de la Hundidero-Gato eran muy peligrosas exigiendo el esfuerzo de mucha gente; que la noticia recorrió todos los medios de comunicación nacionales alertando a numerosos espeleólogos del país que acudieron al rescate, etc… Probablemente ese derroche de generosidad fue el motivo por el que todos esos grupos recibieran a título genérico uno de los Premios Nacionales del Deporte en 1977, junto a deportistas como Severiano Ballesteros, Mariano Haro o Manuel Orantes entre otros